• ¿Merece la pena tener una oficina hoy en día?

    Obras, inversiones, avales, tiempo... todo son gastos. Contratar a personal es caro y, según cómo vaya el mes, quizá no puedas permitirte pagar un sueldo más.